Decoración Vintage


El estilo europeo dialoga muy bien con el papel pintado, lámparas art-decó, pasando por cuadros imperio, antiguos relojes de pared y las tapicerías de capitoné, que constituyen importantes referentes .

 

El vintage es un estilo de aire romántico que se ha extendido en los últimos años a todos los ámbitos del diseño.

La moda y el interiorismo, basado en la recuperación de objetos y muebles antiguos de alta calidad, pero en combinación con accesorios más vanguardistas: desde accesorios de los años 50 hasta lámparas art-decó, pasando por cuadros imperio, antiguos relojes de pared, sitiales del movimiento moderno, etc.

Los materiales más utilizados son las maderas oscuras como el nogal, la caoba o el cerezo, con o sin decapado, así como el mimbre y la forja. Aunque el color principal es el blanco o el blanco roto, combinado con estampados en cortinas y cojines, siempre puedes usar el ingenio para incorporar algún tono distinto, que dialogue con las paredes de papel pintado o las tapicerías de capitoné, que constituyen otros importantes referentes del estilo vintage europeo.

 

El término Vintage se emplea para referirse a algo que tuvo su apogeo en una época pasada y que, a pesar del tiempo, no se le puede calificar como antigüedad. Por el contrario, está asociada a objetos que, como el vino, ganan calidad y belleza con su “envejecimiento”